Viernes, 27 de Abril, 2018.

Selene Villanueva.

Ahora en temporada de elecciones, todos los candidatos mencionan que son la única alternativa para que México sea más próspero, disminuya la pobreza, la violencia y se acabe con la corrupción.

Los 2 partidos que han gobernado al país han hecho la misma promesa, pero no se han visto resultados, al contrario la pobreza va en aumento, la educación pública se esta deteriorando, el salario, los servicios públicos, e incluso las reformas «estructurales» que se nos ofrecieron para solucionar los problemas del país han fracasado y beneficiado a unos cuantos.

Durante el gobierno panista de Felipe Calderón, en cuanto a la reforma energética , es necesario recordar que comenzó con la privatización de la producción de energía eléctrica, argumentando que esto reduciría los costos de producción, modernizaría la planta productiva y terminaría con una base trabajadora supuestamente ineficiente. Pero esto permitió una mayor inversión de la iniciativa privada en la generación de energía eléctrica. Actualmente la CFE compra al sector privado una buena parte de la energía que consume en el país, en especial a empresas españolas, las cuales están adquiriendo sumas grandes de ganancias, mientras los ciudadanos pagan a elevados precios este bien básico.

A finales de 2013, se hizo publica la reforma energética, la cual entre otras cosas, suprimió el monopolio estatal de la explotación y exploración de hidrocarburos, también  generó la apertura del sector de energía eléctrica a la participación de particulares. Esto permite que compañías privadas tanto nacionales como extranjeras participen en la exploración y explotación del petróleo, gas y sus derivados en México.

Esta reforma, según la Secretaría de Energía ha detonado en inversiones mayores a los 200,000 millones de dólares en inversión pública y privada.

«Pemex» ha encontrado socios para la explotación de campos petroleros a través de asociaciones o los farmouts , estas le permiten completar y mejorar sus capacidades operativas, también compartir riesgos geológicos, tecnológicos y financieros, con el objetivo de incrementa y hacer más eficiente su producción.

Con esta reforma se buscaba promover en entorno competitivo para la adopción y despliegue de las energías renovables en México.

La reforma impulsada por Peña Nieto y aprobada por el PRI y el PAN, prometía reducción en el precio de energéticos, a cambio de permitir la participación del sector privado en la actividad petrolera. Pero el resultado en la realidad es que la gasolina es más cara aquí que en Estados Unidos y su precio se ha duplicado, provocando que el consumo de gasolina se redujera en un 20% entre Enero y Febrero de este año, comparado con el 2016.

Cabe destacar que esta reforma facilita que las empresas del Estado Mexicano puedan realizar negocios fraudulentos con mayor facilidad.

Ni PEMEX ni CFE han aportado beneficios para el Estado.

PEMEX contrató el mantenimiento y conversión de residuos en las refinerías de Salamanca y Tula, provocando pérdidas cuantiosas, ya que se han generado observaciones por un monto de mas de 178 millones de pesos, como se documentó en ASF, la asignación directa de contratos se ha traducido en negocios opacos que generan grandes perdidas para los mexicanos.

Los partidos que aprobaron esta reforma buscaban consolidar una élite administradora de la riqueza de la nación, con el suficiente poder para tomar decisiones arbitrarias o fraudulentas en beneficio de unos cuantos. Esto se hace posible ya que las contrataciones se dan en un marco regulatorio de absoluta impunidad, en el que la institución encargada de prevenir, investigar y sancionar esos delitos, la PGR (Procuraduría General de la República), está controlada por el Ejecutivo federal y no persigue tales delitos, dejando en la indefensión al conjunto de la sociedad, que queda como testigo de la forma en que se opera el saqueo a la nación.

José Ángel Gurría Treviño, Secretario General de Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE)  advirtió que el próximo presidente mexicano deberá lanzar un segundo proceso de reformas estructurales en torno al fortalecimiento institucional, respecto al estado de derecho y la transparencia del manejo de gobiernos estatales y municipales.

Fabio Barbosa Cano, investigador de la UNAM, ha seguido los procesos de la petrolera, señaló que la política energética de Peña Nieto ha sido uno de los fracasos más estruendosos. Ninguna de las reformas ha fracasado tanto como esta. Peña nieto termina su gobierno dejando un sector petrolero en ruinas.

Actualmente ese bloque de hidrocarburos está en manos de Rusia y Canadá, con las empresas Lukoil y Renaissance Oil, respectivamente, que ya empezaron a perforar por su cuenta, gracias a las concesiones de la Reforma Energética aprobada en el Congreso por los legisladores del partido del Gobierno federal, el Revolucionario Institucional (PRI), además de los del Partido Acción Nacional (PAN), y los aliados del tricolor: los del Verde Ecologista de México (PVEM) y lo del Partido Nueva Alianza (Panal).

México es el país con los mayores precios de energéticos de los 35 países que integran la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) con una variación anual de 16.2 por ciento, casi el triple del promedio que fue de 5.8 por ciento.

Entre las causas principales del gasolinazo se encuentran 3 :

  1. En el año 2013, cinco de cada 10 litros que se vendían en México venían de Estados Unidos.
  2. En el año 2016 de cada 10 litros de gasolina que se comercializaban en México, seis venían de EU.
  3. Actualmente, de cada 10 litros, más de 6 vienen de EU, los otros casi cuatro litros se producen solamente en las seis refinerías que tenemos en el país, y no hemos construido nuevas en décadas.

Lo que es decir el costo de importación es lo que hace más caro este producto para nosotros, y ello sucede con prácticamente cualquier cosa que venga manufacturada de afuera y que se cotice en dólares, ya que eso hace que tenga variaciones para el consumidor final.

Por lo tanto se puede concluir que el gobierno de Peña Nieto aumentó la gasolina, según analistas y economistas de México ,  por cubrir el déficit fiscal del gobierno para estabilizar las finanzas públicas debido al gastó de más. Cualquier gobierno debe mantener un buen equilibrio entre ingresos-gastos (egresos), es decir no gastar más de lo que se gana, cuando ocurre lo contrario, que gasta más de lo que los mexicanos les damos es cuando recurren a préstamos, ya sean nacionales o internacionales.

El gobierno de Peña mantuvo excesos en algunas áreas de gobierno, lo que provocó la aumento en la deuda pública a 3 billones de pesos, esto explica en parte por qué el gobierno retiro el subsidio a las gasolinas aumentando su precio en 2018.

Cabe destacar que el gasolinazo provoca inflación, lo cual alza los precios de la mayoría de los productos y servicios básicos, en pocas palabras la gente pierde valor para poder adquirir diversas mercancías y servicios.

Rocío Nahle García, propuesta como la secretaría de Energía y asesora de Obrador, ha

pronunciado a favor de congelar las licitaciones o subastas públicas futuras para perforación en aguas profundas y de revisar los contratos ya existentes con petroleras internacionales.

“No podemos entregar de manera irresponsable nuestras reservas petroleras a las trasnacionales”

 

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply