Lunes, 7 de Mayo, 2018.

Selene Villanueva.

En los últimos años la economía del país se ha visto afectada en múltiples sectores, sin que se hayan resuelto los problemas centrales.

Uno de los elementos fundamentales que se creía iba a permitir el desarrollo de la economía nacional es el Tratado de Libre Comercio (TLC).

El TLC, es un acuerdo comercial de los 3 países de América del Norte: México, Estados Unidos de América y Canadá.

Fué firmado en 1992 por los presidentes, Carlos Salinas de Gortari ( México), George Bush ( EU) y Brian Mulroney ( Canadá). Entró en vigor en Enero de 1994.

Después de 20 años de la entrada de dicho tratado, le economía mexicana se ha visto afectada. El nivel de pobreza ha aumentado, al igual que el desempleo, la violencia, entre otros. Y tanto el campo como la soberanía alimentaria han sido destrozados.

La economía mexicana se ha especializado en 3 mercancías atractivas al mercado mundial:

  • Mano de obra barata
  • Drogas ilegales
  • Migrantes indocumentados

Estos son los productos más legítimos que ha dejado el TLC .

Es absurda y contradictoria la política internacional del gobierno de México, ya que dice proteger al país al defender el TLC. Por lo tanto es indispensable analizar unos datos que permitan la comprensión del tema.

El TLC es un falso mito para el desarrollo de México, ya que parte de sus efectos negativos se ven reflejados en la destrucción del campo y la industria agropecuaria.

Al entrar en vigor el TLC en 1994 al 2013, se habían perdido al rededor de 2 millones de empleos agropecuarios. Ya que la economía se abrió a la competencia internacional, por lo tanto se quitaron todo tipo de apoyos y subsidios a los productos agrarios (precios de garantía, aranceles, permisos de importación, etc).

Los precios reales de los productores cayeron entre 40 y 70%  en ese periodo. Esto provocó que se desestimulára la producción de bienes básicos como el maíz, que se podía obtener mucho más barato a través de la importación.

Por estos cambios la economía agraria se enfocó en la exportación de ciertos productos con » ventajas competitivas» .

Durante el gobierno de Carlos Salinas de Gortari, se aprobó la contrareforma agraria en 1992, donde las mejores tierras fueron acaparadas por monopolios internacionales, lo que ocasionó que en el 2013 el 80%  de los principales productos de agro exportación (jitomate, aguacate, fresa, frambuesa, melón, mango, etc) y algunas industrias derivadas (tequila, cerveza, etc) estaban en manos de empresas extranjeras.

Otros grandes daños que ha dejado este tratado, es que cerca del 64% de los suelos en México presenta deforestación en diferentes niveles, un 70% de población rural se encuentra en condiciones de pobreza, 20 millones de mexicanos presentan desnutrición y anemia; 35 millones con obesidad; 280,000 personas migran anualmente a EU y un promedio de 400 migrantes muertos anualmente en su intento de cruzar la frontera.

Existe 20 grandes corporaciones mexicanas y transnacionales que controlan el mercado: Maseca, Bimbo, Cargill, Bachoco, PilgrimsPride, Tysson, Nestlé, Lala, Sigma, Monsanto, ADM, General Foods, Pepsico, Coca cola, Grupo Viz, Grupo Modelo, Grupo Cuahutémoc, Wal-Mart, Kansas City, etc.

Otra consecuencia directa del TLC, es que varias ramas industriales que anteriormente habían tenido auge, se vieron seriamente dañadas, como:

  • La industria del plástico
  • La industria textil
  • La industria del vestido y la del calzado
  • La industria dedicada a la fabrica de juguetes
  • La industria dulcera y refresquera

Cabe señalar que la industria de bienes de consumo intermedios (cemento, acero, vidrio, combustible), ha resistido parcialmente por su carácter oligopólico y de alta concentración de capital, se ha visto sometida a una creciente ola de importaciones, lo cual significa que las empresas que producen en México, prefiere comprar la mayoría de sus insumos en el extranjero antes que en el propio país.  Esto es un claro ejemplo de la desarticulación de las cadenas productivas en México.

Irónicamente se presume de la fortaleza de la industria automotriz y su impulso al sector exportador.

Sin embargo no existe ninguna empresa automotriz autóctona. Ya que el diseño, la tecnología, piezas y materiales provienen en su mayoría del extranjero. El papel de las fábricas mexicanas es el de ensamblar las autopartes en el país, para después exportarlas.

El principal interés de las empresas automotrices extranjeras es aprovechar los bajos costos derivados de la mano de obra barata.

México ofrece los salarios más bajos de toda la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico), ya que la hora de trabajo equivale a 1.01 dólares., su mano de obra es una de las más baratas a nivel mundial, incluso mayor que la de China.  Lo cual contribuye al aumento de pobreza en el país.

Se cree que el aumento de la inversión extranjera, es la que promueve el crecimiento económico del país, lo cual da a suponer que la taza de desempleo es baja.

Según la INEGI en 2016, se reportó que la Tasa de Desocupación promedio es de 3.92% de la población económicamente activa. Pero cabe resaltar que la mayoría de gente empleada trabaja en el sector informal de la economía, lo cual significa que ni el sector productivo, ni el de servicios es capaz de absorber la mano de obra disponible.

Por lo tanto 6 de cada 10 empleos en México se encuentran en la informalidad ya sea por cuenta propia, porque se labora en una empresa informal o porque su empleo no está sustentado con un contrato, lo cual se traduce en falta de seguridad social.

Sin contar a los trabajadores informales, el desempleo en México asciende al 60%, esto porque la inversión extranjera (fuente principal del crecimiento de la economía mexicana) se dirige al sector especulativo (inversión de cartera), y es capital que poco o nada contribuye al mejoramiento de la situación económica de la población.

México presenta falta de oportunidades en el mercado laboral. El mercado informal es el «gran colchon» de la economía mexicana. Sin el, la crisis mexicana sería mayúscula y la inestabilidad política estallaría en cualquier momento.  Los otros 2 rubros que absorben el mercado laboral son el narcotráfico y la migración.

En 2014 México fue colocado en la lista de las principales 22 naciones productoras de drogas en el mundo.  Actualmente México es uno de los principales productores de marihuana internacionalmente y líder en la producción de heroína y metanfetaminas.

Cabe destacar que del sexenio de Miguel de la Madrid al de Enrique Peña Nieto las organizaciones criminales dedicadas a la producción y trasiego de drogas pasaron de ser solamente 2 (la de Guadalajara y el Golfo) a 9 (Caballeros Templarios, Familia Michoacana, Zetas, Golfo, Tijuana, Juárez, Sinaloa, Jalisco Nueva Generación y el Beltrán Leyva), distribuidas a lo largo de todo el territorio nacional.

Con esto queda claro que la política económica neoliberal, representada por el TLC, no ha sido bajo ninguna circunstancia un acuerdo comercial que haya beneficiado a la economía mexicana. Por el contrario, la ha ido destruyendo.

El TLC, solo ha beneficiado a pocas empresas trasnacionales, concentradas mayormente en manos extranjeras y algunas cuantas mexicanas.

Por lo tanto eliminar ese tratado no significa ninguna catástrofe nacional, al contrario, podría ser la oportunidad de reconstruir nuestra economía, dándole privilegio a las necesidades reales de la población y no de los grandes capitales.

Con la modernización del Tratado de Libre Comercio Unión Europea-México (TLCUEM), el gobierno mexicano abrió por completo la participación de empresas del bloque comercial a la contratación pública federal, por lo que podrán entrar a licitaciones gubernamentales tanto del actual como del nuevo Aeropuerto Internacional de México.

En reciprocidad , México también tiene acceso no discriminatorio a las empresas de la Unión Europea, mediante contratos de asociación.

Finalmente Aceptar, sin embargo, una modificación del tratado bajo los supuestos de Trump, como lo está aceptando el gobierno antinacional de Peña Nieto, puede incrementar exponencialmente el daño del TLC a la economía de México.

 

 

 

 

 

 

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply