Jueves, 10 de Mayo,2018.

Selene Villanueva

Sabias que en México 6 de cada 10 niños sufren violencia infantil?

México ocupa el primer lugar en violencia física, abuso sexual y homicidios de menores de 14 años entre los países que conforman dicha organización (OCDE), tan solo en el presente sexenio se han registrado 1,066 asesinatos de niños de cero a 17 años de los cuales van 166 homicidios.

Los niños son víctimas de muchas formas de violencia, esto por la indefensión que presentan por ser más pequeños. La mayoría de los niños son agredidos en diferentes espacios, como el hogar, la escuela, comunidad, la calle e incluso por el crimen organizado.

Según los Datos del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) el 62% de los niños y niñas en México han sufrido algún tipo de maltrato en su vida.  6 de cada 10 niños y niñas, entre 1 y 14 años han experimentado algún método violento de disciplina en sus hogares. 1 de cada 10 menores ha recibido alguna forma de castigo físico severo como método de enseñanza.

Hay que considerar que están son las cifras reportadas por las autoridades, aunque sabemos que la mayoría de los delitos no se demandan, por ejemplo, se promedian alrededor de 22,000 casos de maltrato infantil en los últimos años de los cuales únicamente 5,800 se presentaron ante el ministerio público.

El maltrato hacia los menores va desde gritos, insultos, amenazas, humillaciones y golpes, hasta actos todavía más crueles como el abuso sexual, el encierro, el encadenamiento, entre otros métodos inhumanos.

El Instituto Nacional de Estadísticas y Geografía (INEGI), señaló que durante en 2015 se registraron 57 homicidios de niñas, niños y adolescentes; es decir 2.8 homicidios por día. Cabe destacar que en 3 de cada 100 casos de homicidios de niñas, niños y adolescentes de entre 0 y 17 años, se identificó la presencia de violencia familiar.

Es necesario destacar que la violencia en la niñez impacta negativamente en la salud mental y física de los menores, impidiendo un desarrollo optimo en su entorno.

Mentalmente la violencia genera miedo, inseguridad, dificultad para dormir, comer, para relacionarse con más personas, etc. Incluso hay casos donde se puede desarrollar autoflagelación o salidas que son riesgosas para la niñez, como entrar en pandillas, todo por no encontrar la comprensión que esperan.

Un alto porcentaje de menores maltratados abandona el hogar buscando escapar de la violencia intrafamiliar.

Sin embargo, en las calles se enfrentan a otros problemas igualmente graves como la drogadicción, esclavitud laboral o sexual, pornografía infantil o son reclutados por el narcotráfico.

Es necesario destacar que los niños que son maltratados, al entrar en la adolescencia tiende a ser delincuentes en potencia; esto porque durante su desarrollo entraron en conflicto con las figuras paternas, que son la primera figura de autoridad que se conocen.

Basta saber cómo fue la niñez de los jóvenes que actualmente delinquen, para ver en dónde está el origen de ese comportamiento

Es necesario dejar de banalizar la violencia y hacer algo al respecto, faltan mejorar los programas de protección a menores en México. Y para esto es necesario invertir en la capacitación de profesionales, que permitan detectar cuando un niño es violentado y así poder auxiliarlo y evitar que el problema siga aumentando.

Es necesario que todos hagamos consciencia de esta situación, y hacer algo ante la presencia de violencia, no aprobarla sino al contrario, manifestar que no se esta de acuerdo ante actos violentos, y así poder hacer un cambio. Con la participación ciudadana y apoyo de dependencias de gobierno.

Cuidemos la salud mental y física de los niños, y a la par cuidaremos la salud pública.

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply