Viernes, 11 de Mayo, 2018.

Selene Villanueva.

Bien se dice que México tiene el gobierno que merece, la mayoría de los mexicanos sólo se quejan y hacen poco, la historia ha hecho de los mexicanos unos sumisos. Este es el motivo principal del porque existe abuso por parte de la autoridad.

Conciencia social y Participación ciudadana es lo que hace falta. Cómo es posible que vivamos en una supuesta democracia, donde paradójicamente el pueblo carece de poder?.

Sólo a través de un ejercicio real ciudadano, es posible generar instancias de diálogo, debate y toma de conciencia de las problemáticas sociales, y así poder generar propuestas y continuar con un seguimiento.

Tenemos que ser conscientes que los problemas sociales no pueden ser resueltos únicamente por funcionarios, mucho menos si son estos los que han abusado de su poder y decepcionado a los ciudadanos. Debemos de tomar en cuenta que si queremos un cambio, este debe de darse en este momento desde lo individual para que se vuelva social.

El sistema político está corrompido, existen 2 posibilidades para los que se postulan en algún cargo político. El primero es buscar el bien social a través de propuestas, existiendo poca posibilidad para que las lleven a cabo por la rivalidad que existe entre funcionarios y el poder.  Y el segundo es que llegan a esos puestos por palanca y para enriquecerse rápidamente, es decir solo para beneficio personal.

Es necesario destacar que los funcionario públicos no deberían de ganar altos salarios, estos deberían de corresponder al salario que se ofrece a los ciudadanos. Para que así estos puestos estén a cargo de las personas que realmente cuenten con una preparación para tomar las decisiones indicadas para un óptimo desarrollo social y no por ser una forma fácil de enriquecerse y abusar de autoridad.

Se debe de tomar conciencia sobre la poca posibilidad que existe de  cambiar el gobierno. Ya que este presenta un patrón que se ha venido arrastrando desde la revolución. Es momento de empoderarnos de la famosa frase » El Pueblo Unido Jamás Será Vencido», y comenzar un cambio desde el interior, para que este se refleje en el exterior, se debe de buscar el bien del prójimo y no lo contrario, cuidar el lugar que habitas, participar en los problemas locales y buscar solución en conjunto. Para que así la sociedad y el gobierno vayan por el mismo objetivo, el cual debería ser mejorar la calidad de vida de lo habitantes.

México es un país rico pero lleno de pobres, es la 2a. potencia económica más grande de América Latina. Es el país con mayor número de tratados de libre comercio. Es el 5o. productor de petróleo más grande a nivel mundial, con venta superiores a los 86,000 millones de USD al año.  PEMEX es la 2a. compañía más grande de Latinoamérica. El turismo es una de las principales fuentes de ingreso en el país, recibiendo más de 20 millones de turistas anualmente, se encuentra entre los 10 países más visitados del mundo.

La mala política y el abuso de poder, es lo que ha generado que México pase de ser un país con un alto potencial de desarrollo a un país en decadencia.

Es necesario reorientar el camino de México, que los ciudadanos seamos participes de esta transformación, cambiar el ideal y modelo que se está siguiendo (EU), por otro que sí ha generado resultados.

Noruega es el país más desarrollado del planeta, según  el nuevo Índice de Desarrollo Humano (IDH), presentado esta semana por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) este estudio permite medir el éxito de un país para brindar a sus ciudadanos condiciones de vida óptimas. Mide el desarrollo como una combinación de la capacidad económica (PIB per cápita), la salud de la población (esperanza de vida) y la educación (años de estudio esperados).

El PNUD ofrece un segundo índice, que es el IDH ajustado por desigualdad.

No obstante, estos índices sólo miden dimensiones objetivas del bienestar, nada dicen acerca de los aspectos más subjetivos. Por eso desde hace algunos años se popularizó el ranking de la felicidad, también auspiciado por la ONU. Este estudio combina dos indicadores objetivos (PIB per cápita y esperanza de vida), con cuatro subjetivos, estimados a partir de una encuesta global: el apoyo social recibido cuando algo sale mal, la libertad para poder elegir sobre la propia vida, y las percepciones de corrupción y generosidad que hay en la sociedad.

Se concluyó con que Noruega es el país más felíz del mundo.

Según Tom Christensen, profesor de ciencia política de la Universidad de Oslo, consultado por Infobae. Noruega es un país muy igualitario, con mucha equidad de género, de salarios y social. Eso incrementa el sentimiento de ser parte del mismo barco y de trabajar para propósitos colectivos. Los servicios públicos son muy buenos, lo que facilita que las personas estén dispuestas a pagar impuestos y a contribuir. La gente no tiene que abonar para ir al hospital o a la universidad, sino que todo se paga a través de los impuestos. Además cuenta con un sistema tributario muy redistributivo, que reparte de los ricos a los más necesitados.

Es necesario destacar que en cuanto a  la cultura política, los políticos son percibidos como bienintencionados, sanos y honestos, sin importar su color partidario.

México cuenta con todo para lograr una sociedad feliz y estable. Pero para lograr el cambio, es necesario que todos participen y se sumen al barco, es decir, ser activo socialmente, y recordar el objetivo. Crear una sociedad digna y con una óptima calidad de vida, una sociedad que tenga el poder y se vuelva ejemplo a seguir.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply