Lunes, 21 de Mayo, 2018.

Selene Villanueva.

 

A Continuación te daremos los datos más destacados del 2o. debate de los candidatos a la presidencia de México.

El escenario donde se llevó a cabo el debate fue en la Universidad Autónoma de Baja California, en la ciudad de Tijuana.

Por primera vez en la historia de los debates, se tuvo público durante el evento,  el cual a parte de seguir los discursos por parte de los candidatos, se le permitió la participación a 6 ciudadanos para realizar  algunas preguntas por segmentos.

El público estuvo conformado por 42 personas inscritas en la lista nominal, que deseen votar en las elecciones del primero de julio y que aún no tengan preferencia por algún candidato en específico.

Después de la renuncia de Zavala el INE, tuvo que trabajar horas extras y decidir los ajustes para el debate. En un inicio el debate se proyectó para una duración de 108 minutos. Al retirarse la candidata a la presidencia, duró 96 minutos.

Los bloques temáticos en los que se dividió el debate fueron:

Comercio Exterior e Inversión.

Seguridad Fronteriza y Combate al Crimen Trasnacional.

Derechos de los Migrantes.

Respecto al desempeño de los candidatos en el debate, te mencionaremos las propuestas y críticas principales:

A pesar de sus diferentes propuestas, los cuatro coincidieron en que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha ofendido a México con sus polémicos dichos, por lo que expusieron que defenderán al país.

Concordaron en que México debe ser solidario con la comunidad migrante que se ve afectada por la postura ofensiva del gobierno norteamericano.

En el primer bloque (Comercio Exterior e Inversión ) el candidato independiente, Jaime Rodríguez, el Bronco, dijo

«Yo me le voy a poner enfrente para hablar y negociar» en el TLC. Incluso se dijo dispuesto a expropiar firmas bancarias como Banamex.

A la pregunta de uno de los ciudadanos del público sobre qué haría México si finalizara el TLC, propuso ver hacia otros mercados, como Asia, India, Korea, Japón y Sudamérica.

Andrés Manuel López Obrador recordó que Donald Trump dice que el gobierno de México es corrupto: «Debo aceptar que es cierto», señaló, pero dijo que no permitirá que lo diga un gobierno extranjero.

Ricardo Anaya mencionó que no va a permitir agresiones y que él tiene las mejores propuestas para recuperar el lugar de México en el mundo.

Por su parte, José Meade afirmó «Tenemos que hablar de respeto. Hace cuatro días nos volvió a insultar el presidente Trump. En mi gobierno no voy a permitir que se nos vuelva a insultar jamás».

En el tema de migración, López Obrador refirió un plan de tres puntos para ayudar a migrantes. Propuso a Alicia Bárcenas como siguiente embajadora de México en la Organización de las Naciones Unidas. Además, dijo que cincuenta consulados en Estados Unidos serán procuradurías para la defensa de los migrantes.

José Antonio Meade explicó que los migrantes eran víctimas de acoso desde antes de la era Trump. Recordó que la SRE acompañó a los dreamers que participaron en el alivio migratorio.
Ricardo Anaya Cortés habló sobre los soñadores y les dijo que hará todo para que no sean sujetos de deportación. Propuso hacer dos cosas: poner todo sobre la mesa en la relación bilateral y acudir a los organismos bilaterales.

El Bronco refirió que no debe existir el salario mínimo, y este debe ser de 335 pesos. Además, exhortó a proteger el campo mexicano para potenciarlo, liberar el tema de la economía exterior y potenciar la economía bajando impuestos.

En cuanto a críticas:

Respecto a Andrés Manuel López Obrador, muchos llegaron a la conclusión de que su participación fue patética, ya que su discurso fue bastante repetitivo, giró entorno a «acabar con la corrupción», tanto para acabar con la siembra de amapola en Guerrero, como para defender a los migrantes en Estados Unidos.

En este debate  AMLO quiso debatir, pero su forma de hacerlo, era ofendiendo sus contrincantes, en especial al candidato Ricardo Anaya. diciendo repetitivamente «Ricky Riquín Canallín» y demostrando que el candidato está siendo investigado por el gobierno de España por lavado de dinero.

Entre sus propuestas para erradicar el problema de la siembra de drogas y el incremento del consumo de opiáceos en Estados Unidos, propuso dar precios de garantía al maíz.

Ante el señalamiento de Meade, de que “tiene un médico que ni Obama lo tiene”, se escabulló al decir que sus adversarios lo quieren enfermar, pero que está muy bien y sigue jugando beisbol.

Ricardo Anaya, resaltó después de la insistencia por parte de AMLO contra «la mafia del poder del PRIAN» que este contabilizó como inversión extranjera en su gobierno en el Distrito Federal la venta de Bancomer y la de Banamex, que tanto combatió.

Al llegar al tema de inversiones, Ricardo Anaya le dijo a López Obrador que cuando este fue jefe de Gobierno la inversión se cayó.

A lo que AMLO respondió «Voy a guardar mi cartera», quien afirmó además que cuando fue jefe de Gobierno fue cuando más inversión directa llegó a la Ciudad de México

Respecto a José Antonio Meade, se debe destacar que puso distancia y dijo que el demagogo era López Obrador y Ricardo Anaya, pues «no somos iguales». «El único que tiene una vida limpia que puede acreditar sus ingresos soy yo», comentó.

Cabe destacar que el Bronco señaló que los partidos políticos son lo mismo y que los tres candidatos son unos «ratas». Y también argumento que lo único que estaban debatiendo los otros candidatos, era sobre sus actos de corrupción, su robadera de dinero, y buscaban la forma de «echarse tierra» los unos a los otros.

Bronco también criticó el dinero que les dan a los partidos políticos, mencionando que mejor deberían invertir en la población.

Finalmente es difícil establecer un ganador en este segundo debate presidencial y es que ninguno de los candidatos sobresalió por sus propuestas o por el contraste de las ideas.

 

 

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply