Una intensa lluvia azotó ayer martes por la noche a la ciudad de Morelia; el sur, sur-poniente, poniente e incluso el Centro Histórico de la capital michoacana se vieron bajo el torrencial aguacero que se dejó sentir por espacio de más de una hora, incluso los portales parecían ríos, por lo que los clientes de los restaurantes y cafés, ubicados en dichos espacios estaban arriba de las sillas para protegerse de las corrientes.

Fue la noche de ayer martes que en gran parte de la ciudad se dejó sentir un torrencial aguacero.

Desde tempranas horas de la noche, en algunos lugares se reportaban caída de árboles, espectaculares y calles inundadas.

Sin embargo en esta ocasión, y lo que lo hace verdaderamente histórico el hecho, fue que hasta en los portales de Morelia corrían auténticos ríos, a tal grado que los comensales se subieron a las sillas para protegerse de las corrientes.

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Current day month ye@r *